Frío de Otoño

diciembre 9, 2009 5 comentarios

Galletas de manzana con canela, ¡listas!, leche fría, ¡lista!, tiempo de sobra… ¡listo!, música, ¡siempre!… ahora si.

¿Realmente es tormentosa la condición del clima? las corrientes de viento fuertes que derriban espectaculares; el frío que penetra el suéter y hace perder la noción de nuestros débiles dedos; las lluvias que le quitan sus preciadas joyas a los cerros; ¡y toda la conmoción que se genera!, si que altera el estado de ánimo…

Y ahora, con las manos frías sobre el teclado y mi paladar satisfecho por aquellas construcciones culinarias de harto sabor, me dispongo a discurrir pensamientos, y no cualquier clase de pensamientos, sino pensamientos… de… ¡otoño!

Dicen que otoño es una temporada fascinante, llena de cosas que caen libremente por el espacio, sacudidas por los vientos. ¿Quizá una loca metáfora de la vida? ya saben, uno navega por su rumbo, tambaleandoce de lado a otro con los vientos y evadiendo obstáculos que se atrevan a asomar su masa por nuestro camino, aunque claro, desafortunadamente muchos chocan… y así hace la hoja al caer.

Y no solo hojas caen, también gotas de lluvia. Y esas gotas, ¿qué pueden representar? ¿la esencia de la vida?… que trillado, aunque más interesante que la interpretación de otros… ángeles que orinan… ¡qué payasada!. La lluvia llamémosla por lo que es, un espectáculo de gotas y luces, aunque no toque mucho esa clase de fenómeno por estas latitudes… quiero ver relámpagos.

El anochecer llega temprano. Decide aparecer en las horas medias de la tarde, como si se desesperara por salir a escena, y todo esto sin tropiezo. Siempre puntual. El sol es intimidado por la luna… dicen que la distancia y las perspectivas son verdaderas herramientas para el engaño. Y no es que deteste la noche, pues esta es verdaderamente maravillosa, pero el calor del sol es tierno y amigable y merece un espacio más cómodo en el cielo, porque como todos saben, las presiones del tiempo son las peores.

¡Y sin presiones de esas vivo en estos momentos!, al menos en las tardes. Las mañanas siguen siendo un esfuerzo por cuestiones laborales, pero de esas hay que olvidarnos por ahora. La tarde esta repleta de momentos que aprovechar, como si cada hora tuviera una diferente carta de la cual escoger. Claro, no es que tenga muchas opciones, pero es mejor cuatro de ellas a una o dos.

El invierno se asoma y los ánimos crecen, no por la temporada navideña exclusivamente, sino por la hermosa temporada. El ambiente es ejemplo de perfección (aunque, lamentablemente, los últimos me han decepcionado) , y todo se vuelve más sereno. ¡Puedo esperar!, pero tendré mis brazos abiertos para cuando decida visitar. y si tan solo nevara por aquí, que feliz sería.

En fin, todo se alenta para recibir con atención la mejor de las temporadas. ¡Y tiempo de pensar en un cuento!, y de aprender a hacer pan, y de tirarse a leer y aprender a volar, porque dicen que aunque tome una vida entera y realmente no haya un caso registrado de humanos voladores, es posible.

Categorías:Pensamientos

Buen Sueño

noviembre 7, 2009 2 comentarios

Durmiendo… así y solo así me puedo perder en un mundo sin pies ni cabeza, durmiendo y navegando en corrientes azules y verdes, sin preocuparme de los dichosos problemas cotidianos. Como la esfera de un clarividente, los humos coloridos deciden aparecer cuando más les parece, pretendiendo navegar entre esos rincones oscuros, revelando formas que a pesar de verse claras, se tornan difusas y vuelven a la oscuridad que tanto intriga al espectador.

El momento llega, la neblina finaliza su danza y las cortinas se abren. Un momento en lo que la mente se ubica y comprende el entorno. Es extraño, uno se siente como en casa y por lo general conoce a la perfección los alrededores, como si realmente los viviera diariamente. Es temible y absurdo, pero dialogar con extraños sin problema en un ambiente completamente nuevo y sentirte acomodado y en control de todo es fenomenal. Vaya cerebro, haciendo de sus trucos a su placer y discreción.Con la mente enfocada, es cuestión de segundos deducir la circunstancia en que nuestro divertido amigo nos ha colocado.

Y todo se vuelve ajeno, noto mis movimientos, pero no soy yo, y aun así vivo como un tercero esas conversaciones, risas y juegos. Y pruebo cosas nuevas, vuelo, me maravillo de lo que hace la mente con las barreras de toda clase, las patea, las derrumba y les escupe como si no fueran más que un juego burdo.  Es como tomar Soma. Pasan horas como si fueran segundos y segundos como horas. Y como compositor experimental, cambia de escena sin pretexto, bajo puro impulso y aburrimiento.

Un ratito de canciones y bailes, diálogos con gente de la mejor, conversación de lo profundo de la naturaleza y los orígenes de nuestros instintos, todo sin el mayor esfuerzo y represión. Nuestro amigo se divierte… y se harta, decide dormir, y la oscuridad vuelve, y uno pierde la noción del espacio mientras todo para y se ilusiona con la continuación en un ambiente real. Y uno llora. Y uno olvida. Otros ríen.

Nada como despertar de un buen sueño y relajarse en la almohada, con todo olvidado pero con un pensamiento eufórico y elocuente que sin timidez se asoma y saluda en esos buenos momentos de gloria.

Categorías:Uncategorized

Respiro

octubre 14, 2009 3 comentarios

Hace tiempo que tengo ganas de escribir algo nuevo, y el tiempo es ideal. al fin un espacio.

El mes es frío, pero el sol continua haciendo de las suyas por estos días mientras que el viento rompe con la ternura del calor corporal, distrae la mirada y la bloquea en algunas ocasiones. La comodidad y el abrigo ayudan y el café trae de las mejores sensaciones, aunque beberlo de vez en cuando somete al cuerpo a escalofríos e insomnio.

Es otoño, las hojas caen y eventualmente son barridas por los ventarrones o los sujetos con máquinas ruidosas, que si no fuera por ellos el suelo se teñiría de un café hermoso, ¿realmente a quien le estorba un montón de hojas botadas? hacen un lindo sonido al pisarlas. El ambiente es tranquilo y parece no haber ruido excesivo, aunque claro, el hombre es especialista en atraer atención, por lo que de aburrirse no se trata, sino de elegir la peor noticia o acontecimiento del cual reír o comentar, hasta posiblemente gritar, dependiendo del humor de cada individuo.

Y a pesar de la tranquilidad, el orden no se da igual. vicisitudes entre estudios, pensamientos, deseos y labores no permiten a uno concentrarse perfectamente en lo que hace… lo que me hace pensar. Si fuéramos títeres, seríamos nosotros mismos quienes nos amarraríamos a los hilos que finalmente determinan nuestras acciones, pues a quien no le gusta tener una buena escusa para sus acciones.

Es octubre, y recuerdo todos esos días helados, entre buenos y malos, y sonrío. Recuerdo los cuerpos jugando a ser chimeneas en una noche de buena música. Recuerdo el local de fiesta con vientos, percusiones y cuerdas moviendo el espíritu de una multitud. Recuerdo formar parte de la multitud. ¿Controlarse? eso es imposible; por temor o por gloria uno se pierde entre los números, y su mente se mezcla con la de tantos. Las emociones superan la razón.

Tanto a pasado por mi cabeza y en el momento menos oportuno se borran las ideas. Son los momentos pequeños los que quedan, los que hacen una diferencia, y aun así… esa figura… no la olvido. Esa forma y mirada, esas lineas y palabras, no se van ni se irán, marcarán mi mente por un tiempo y continuarán hasta que sean difuminadas por los nuevos acontecimientos. Pero esa forma no se irá. ¿Será una buena señal?.

Estoy decidido, el cambio es bueno, pero ¿Qué tan fácil es cambiar con tantas anclas al pasado? y las imágenes no se borran. Como adicto tengo recaídas a las sensaciones, me auto sugestiono. Todo se ve prometedor, pero borroso y desconcertante. No tengo de otra más que pegar sustos, gritos; dar aplausos, abrazos; sonreír, reír. Este mundo gira y le interesa poco lo que hace el individuo… ¿Porqué someterse? veamos que se puede hacer en estos tiempos de diversión y caos.

La música me duerme, me hace descansar, que buen momento para pensar y vibrar con la energía  y euforia que caracteriza a nuestras preciadas partículas elementales.

Categorías:Uncategorized

Por tanto…

septiembre 11, 2009 Deja un comentario

Sobre una cama contemplo el final, bostezo mientras mis pensamientos se revuelven en alegría y satisfacción. Mis ojos brillan por el brote de felicidad… esas emociones incontrolables. La historia acaba, y los recuerdos y sentimientos de buenos tiempos vuelven, invaden, pero sin ataque… acarician, ¿y las angustias? ellas se apartan, el presente se esclarece. La noche iluminada, como si fuera de día, me acompaña en estos momentos de euforia… de felicidad.

La música me hace suspirar, esos falsetes y campanas reverberan en mi cabeza una y otra vez. y las cuerdas… ese sonido continuo tambaleante que mece mis cabeza de un lado a otro, como un barco en alta mar, prolongando su frecuencia, disminuyendo su tono… No son cosa de todos los días.

Sigue lo tradicional, lo rutinario, el despertar. Y uno se imagina las aves, los campos, y los buenos gestos; Es una utopía, un paraíso. Y camina por esas ciudades, entre esa gente, imaginando toda clase de sanas locuras que llevan a la creatividad y la apreciación; que nos hacen ver el mundo a nuestra manera, a nuestro elegir. Los sonidos se pierden.

Llega el acto final. La música explota, los instrumentos se coordinan, y el alma baila, y es acompañada por las figuras, los personajes y los cuentos… las historias. Los colores, las formas, los destellos,  el paisaje, las muecas, los gestos, las manos…

El desfile de ideas , emociones y recuerdos pasan, se desvanecen. Las lagrimas cesan, y las luces se apagan. La música cede ante el silencio, pero la alegría, aunque efímera, trae tranquilidad. La mente en blanco, aunque plana y vana, pasiva y en bienestar . Y los remolinos se calman… la verdad, por muy cruda que pueda ser, es la realidad, quiza no absoluta, pero si digna de aceptar. Tanto por lo que ver, oír, sentir, probar, palpar, vivir. Soy feliz.

Categorías:Pensamientos

El Tiempo Pasa

septiembre 5, 2009 Deja un comentario

Conforme pasa el verano, mi alma es consumida por las altas temperaturas y mis pensamientos revuelven alrededor de los mismos desastres de siempre. Incendios dominan los cielos de algunos sitios y el auge tecnológico se hace notar en otros. El ir y venir de las noticias es inquietante, por lo que la labor de revisarlas detenidamente ha sido desatendida por unos días, dando lugar al pensamiento y cosas  sobre las que me interesaría escribir. temáticas viejas y nuevos pensamientos dominan mis días, ¡y tanto que decir! (Lo siento Oniso y Chopi… no son ustedes… me arrepiento de no poder cumplir con diligencia esas propuestas). En fin, pronto escribiré… suscribanse para que les llegue como periódico mi escritura (Eso si gustan claro) con su lector de feeds favoritos. ¡Hasta pronto!

Categorías:Uncategorized

0 Pascales

agosto 12, 2009 3 comentarios

Convertí mis emociones y he dialogado con mis fuertes angustias, he logrado delimitar sus limites y tomado la decisión más liberadora que en mucho tiempo habría imaginado imposible. pero ahora, sigue lo inesperado, he llegado a un espacio en blanco, sin paredes pero vano, libre de ataduras pesadas y angustiantes. Satisfactoria mi decisión, Pero…

Entonces… ¿qué me emociona? ahora que mis pensamientos están libres de anclas. Esa aparente libertad no tiene dirección, me encuentro en un lago donde el agua es clara y limpia, inmaculada, serena, sin oleaje. Estancado y pensativo busco dirección y estudio el horizonte; calculo el viento y veo el cielo, buscando estrellas y referencias que me guíen.

Permanezco ansioso. Las personas con quienes convivo, a quienes quiero y admiro, parecen alejarse, no en un sentido estricto, pero mas como un jugueteo de mecánica cuántica. ¿Realmente soy admitido? Mis esperanzas son altas, pero a pesar de todo mi curiosidad me invade… ¡maldito vacío! la idea de no pertenecer me agobia, me hace dudar, y aunque parezca paranoia, debo de averiguar…

Escucho y pienso, pues la música llena ese espacio por momentos efímeros, ricos y armónicos. Sujeto lo poco que tengo, pues tengo miedo de caminar a ciegas en este ambiente deslumbrante y bochornoso. La lógica y los pocos sentimientos que siento son mi única esperanza, pues mi pertenencia la siento volátil, superficial.

¿Y que decir de la arrogancia y la soberbia, el ruido y la inflación del ego? esos monstruos que me rodean, me marean, me convencen de lo que más odio y, aunque me pueda alejar momentáneamente, recurren a mi espacio y lo invaden con falacia y grosería.

Tengo miedo. Ser olvidado es mi pesadilla, y esta claustrofobia es agobiante… el clima no ayuda. Mis pensamientos ruedan por una pendiente, pero parecen rebotar sin alguna raíz, aun mientras escribo estas notas. la inmensidad de mi entorno es abrumadora. todo es contradictorio, pero coherente… y aún así…

Me emociona el futuro, pues se que a pesar de estos momentos, hay algo que observar en el porvenir. Aunque mis ideas son amorfas y mis sentimientos confusos, siento que hay rastros que seguir, caminos que abrazas y emociones que atar, pues son mis compañeras y amigas que me guiarán en los próximos días, quizá meses.

Adoro mis distracciones, mis estudios y mi vida, y a pesar de esta turbulencia, siento que la resolución surgirá en su momento. Aprecio y Atención a todos, Buen día, buena noche, buena vida.

P.d. Dedicado a mis amigos y amigas. Hacen todo más interesante :).

Categorías:Pensamientos

Poco de Todos

agosto 1, 2009 2 comentarios

Buen día, han pasado poco más de un mes desde que publiqué por última vez una entrada con un contenido mas serio, debido a una pequeña falta de temática e inspiración. En fin, por la segunda semana del mes de julio escribí este texto por razones que en su tiempo parecían relevantes a mis intereses y pensamientos. En fin, el tiempo ha pasado y creo que es tiempo de que lo publique. Realmente es una queja a todos esos medios que exageran en la libertad de contenido y expresión. Fue una temporada en que las noticias asaltaban la dignidad y respeto inalienable del ser humano, y creí necesario anotar estos pensamientos de una manera directa pero suave. Quizá a lo largo del escrito aparezcan ideas deshiladas o espontáneas, pero así decidí publicarlo, para dejarlo “fresco” y libre de grandes alteraciones (pues que mas da, casi un mes después…). Sin mas que agregar, pasemos a los que es el “plato fuerte”(jojojo):

Si en las masas existiera la identidad y la conciencia individual, que seres más completos seríamos, pues es en esa base de originalidad que las mejores ideas y formas son desarrolladas, consideradas, planteadas y meditadas. La transmisión de las ideas por medio de medios masivos pueden llevar a delirios y falacias, y los grupos masivos son realmente susceptibles a estos peligros.

En tiempos pasados, un orador tenía el mérito de mover las mentes por medio de gestos verbales y movimientos atractivos a la emoción de su audiencia, pero ahora los medios masivos y las tecnologías adheridas al desarrollo de estos son capaces de convertir cualquier mensaje en un hilo verbal de grandeza, pues la edición de las palabras y tonos facilitan la eliminación de toda impureza o error humano.

Por supuesto, al existir medios masivos de comunicación, existe ahora una amplia gama de oportunidades para que cualquier individuo pueda utilizarlos, por lo que la competencia intelectual genera grandes ideas, anécdotas, cuentos, teorías, pero es este mismo medio el que genera rumores, ideas incoherentes y simplemente el despliegue de toda una selección de información inútil.

Recordemos ahora las masas, grupos de individuos integrados en una sola conciencia instintiva y común, sujeta a las ideas del mejor expositor. Intentemos integrarlo a los medios anteriormente mencionados. Un medio masivo de comunicación, acentuado por la posibilidad de la publicación anónima, es la herramienta perfecta para desplegar las ideas de cualquiera de una manera segura. una audiencia anónima, un autor anónimo y una idea que presentar y sin duda causara gran revuelo dentro de las mentes de todos los involucrados. Es el espectador, fuera de este circulo, el que realmente logra darse cuenta de los errores que se pueden cometer en este sistema tan abierto de interrelación comunicativa.

El anonimato es, en su propio derecho, bueno en las circunstancias apropiadas, pero malo en un sistema caótico donde el hombre ya no tiene identidad y sus conciencia puede volar sin atadura. Puede ser divertido, pero no es el fin que todos le dan. Hay quienes realmente atacan a la sociedad o a sus individuos, y son inmunes a la represión. Es ahora el tiempo del hombre anónimo, exento de culpa y remordimientos; del medio anónimo, exento de control y limitación de su público; de la masa, exenta de culpa y control.

Categorías:Pensamientos Etiquetas: , , ,