Inicio > Uncategorized > Respiro

Respiro

Hace tiempo que tengo ganas de escribir algo nuevo, y el tiempo es ideal. al fin un espacio.

El mes es frío, pero el sol continua haciendo de las suyas por estos días mientras que el viento rompe con la ternura del calor corporal, distrae la mirada y la bloquea en algunas ocasiones. La comodidad y el abrigo ayudan y el café trae de las mejores sensaciones, aunque beberlo de vez en cuando somete al cuerpo a escalofríos e insomnio.

Es otoño, las hojas caen y eventualmente son barridas por los ventarrones o los sujetos con máquinas ruidosas, que si no fuera por ellos el suelo se teñiría de un café hermoso, ¿realmente a quien le estorba un montón de hojas botadas? hacen un lindo sonido al pisarlas. El ambiente es tranquilo y parece no haber ruido excesivo, aunque claro, el hombre es especialista en atraer atención, por lo que de aburrirse no se trata, sino de elegir la peor noticia o acontecimiento del cual reír o comentar, hasta posiblemente gritar, dependiendo del humor de cada individuo.

Y a pesar de la tranquilidad, el orden no se da igual. vicisitudes entre estudios, pensamientos, deseos y labores no permiten a uno concentrarse perfectamente en lo que hace… lo que me hace pensar. Si fuéramos títeres, seríamos nosotros mismos quienes nos amarraríamos a los hilos que finalmente determinan nuestras acciones, pues a quien no le gusta tener una buena escusa para sus acciones.

Es octubre, y recuerdo todos esos días helados, entre buenos y malos, y sonrío. Recuerdo los cuerpos jugando a ser chimeneas en una noche de buena música. Recuerdo el local de fiesta con vientos, percusiones y cuerdas moviendo el espíritu de una multitud. Recuerdo formar parte de la multitud. ¿Controlarse? eso es imposible; por temor o por gloria uno se pierde entre los números, y su mente se mezcla con la de tantos. Las emociones superan la razón.

Tanto a pasado por mi cabeza y en el momento menos oportuno se borran las ideas. Son los momentos pequeños los que quedan, los que hacen una diferencia, y aun así… esa figura… no la olvido. Esa forma y mirada, esas lineas y palabras, no se van ni se irán, marcarán mi mente por un tiempo y continuarán hasta que sean difuminadas por los nuevos acontecimientos. Pero esa forma no se irá. ¿Será una buena señal?.

Estoy decidido, el cambio es bueno, pero ¿Qué tan fácil es cambiar con tantas anclas al pasado? y las imágenes no se borran. Como adicto tengo recaídas a las sensaciones, me auto sugestiono. Todo se ve prometedor, pero borroso y desconcertante. No tengo de otra más que pegar sustos, gritos; dar aplausos, abrazos; sonreír, reír. Este mundo gira y le interesa poco lo que hace el individuo… ¿Porqué someterse? veamos que se puede hacer en estos tiempos de diversión y caos.

La música me duerme, me hace descansar, que buen momento para pensar y vibrar con la energía  y euforia que caracteriza a nuestras preciadas partículas elementales.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. octubre 14, 2009 en 10:52 pm

    Esos sujetos con maquinas ruidosas si que son molestos! :P

  2. Eli
    octubre 14, 2009 en 11:50 pm

    mm sí..coincido con Pablo xD odioo las máquinas esas del demonio

    me gusta tu post :)
    me provoca a escribir los que llevo a mano XD y me da flojera pasar a la pc
    oh well

    a mí también me divierte pisar las hojas

  3. bazinga
    octubre 15, 2009 en 10:01 am

    extraño mi blog…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: