Archive

Archive for 19 mayo 2009

Diversión ICC’una con Oniso, el Onigiri Asombroso

mayo 19, 2009 4 comentarios

Acontecimientos del día me hacen sentir aplastado =o=, pero mi pequeño amigo Oniso, el onigiri asombroso, se unió a la diversión del día :D. lamentablemente la posesión no era de lo más agradable para el huésped… le quitaba su identidad :p.

Asi que... ¿Oniso es tu nombre eh? *sonido de arroz hablando*

Asi que... ¿Oniso es tu nombre eh? *sonido de arroz hablando*

Oniso llega y posee la gente de las personas con un poco de ayuda.

Oniso llega y posee la cara de las personas con un poco de ayuda.

Un ratito después, Oniso se le avento a otro.

Ese Oniso no tiene respeto por la cara de los demas, robandoles su identidad.

Ese Oniso no tiene respeto por la cara de los demas, robandoles su identidad.

Después de unos buenos chistes sobre arroz, camarones, algas marinas, y bares… Oniso me atacó… no podía ver nada :(.

"First i was all =.=... then I :D'ed"

"First i was all =.=... then I :D'ed"

Por último, llego un amigo de Oniso por el y nos despedimos, aunque brambs se veía un poco enojado por haber sido poseido.

Brambs pensando -"hmmm Oniso me cae mal"... pobre Oniso D:

Brambs pensando -"hmmm Oniso me cae mal"... pobre Oniso D:. (de izquiera a derecha: Oniso, Brambs, su amigo...)

p.d. La cara de brambs de la última foto me recuerda a Mr.G de half-life :P.

Categorías:Historias

Vasilaciones en una tarde fría

mayo 8, 2009 3 comentarios

El sol colorea de manera elegante con colores pastel el cielo. Tonos rojizos, anaranjados, azules… un gran arte el de pintar el cielo, solo apto para las estrellas y las galaxias… lineas imaginarias, a lo más que llega el hombre. La silla que alberga mi cuerpo es de lo más adecuada para la situación… soy demasiado observador. Cerca, un grupo de individuos, rondando a la deriva por el suelo,en patrones sinusoidales, de un lado a otro, perdiendo el tiempo como si el universo lo regalara a montones, y lo digo también por mi mismo, que hago yo sino perder el tiempo de igual manera. Multitud de individuos, por evitar prejuicios, “no juzgar al libro por su portada”, dicen las voces de mi cabeza, controlando mi pensar. No habría de que preocuparse o interesarse si se tratara de otro grupo cualquiera, de esos a los que todos llegamos a pertenecer. Un par de hombres, uno que otro animal… y esa chica.

No habría de que hablar, pero esa chica, el misterio me consume. La curiosidad me confunde. Hojas, lápiz, algo con que jugar…

Pero mi atención no esta fija en el papel, vil recreación automatizada, ni en las notas y palabras que escucho, inteligentes mas no de lo más oportunas. Mi atención ronda por aquel círculo cercano. Noto risas. Esa chica. Como puede ser una presencia desconocida tan misteriosa y a la vez cautivante. Curiosamente, el tiempo fluye rápido. Me distraigo, busco perder la mirada, procuro no buscar la suya… es incomodo… demasiado atractiva…

El tiempo pasa, si, y rápido si me lo hago notar, pero mis observaciones lo hacen parecer eterno… capturo una mirada suya… lo peor… mi estabilidad… su presencia es intolerable… es intoxicante, abrumante… fascinante.

Y ahí estoy, meditando sobre lo sucedido, sobre ese par de ojos momentáneamente apuntando hacia mi, me convenzo de que no fue nada… pura coincidencia. El tiempo pasa. El sol se oculta. Una posición de forzosa apreciación, ¡Puedo verla! ¡Puedo verla!, descansando en aquella lejanía… y aun lo suficientemente cerca para oír lo que dice… lo que dicen… ¡Es tremenda esta curiosidad!, esta ansiedad, esta…

Acaba una canción, y todo encaja de nuevo… los sonidos paran, como si se detuviera mi entorno, mis pensamientos se limitan a pensar en la circunstancia… pasa cerca… demasiado…

Y de nuevo comienza la canción, se aleja de manera indiferente, inadvertida de mi presencia… pura paranoia, pura paranoia. Volveré a mis asuntos. Pero mi curiosidad me lo impide, mis pensamientos me corroen, mi mente se pierde entre los sonidos, ¡es un estruendo!, puros desorden… Finalmente, la música me distrae. Aquella gloriosa canción, dedicada a mi paranoia…

Recibo una llama, es hora de partir. Al fin una escusa lo suficientemente poderosa para olvidar mi entorno y moverme cuanto antes de la situación… ¿y es en verdad eso es lo que quiero? uno duda de su propio juicio…

Una vez comenté, “que interesante la psiquiatría, la psique, y sus padecimientos”… y sus padecimientos… que interesantes de verdad. Esas extrañas, locas neuronas.

p.d. la columna arruinó mi estructura…

Categorías:Historias